ENGLISH TRANSLATE

jueves, 15 de diciembre de 2011

VACUNAS E INFORMACIÓN MÉDICA

A la hora de preparar un viaje hay que pensar que lo primero es la salud.


Hay que acudir a Sanidad Internacional y ponerse las vacunas pertinentes.
Para éste viaje me han dado las siguientes vacunas:
-Polio. Siguiente dosis a los 10 años
-Hepatitis A. Siguiente dosis a los 6-12 meses
-Hepatitis B. Son 3 dosis, llevo la 1ª, apurando me pondré la 2ª y la tercera a los 6 meses desde la ultima cuando regrese.
-Rabia. Son 3 dosis (me falta la última)
-Fiebre Tifoidea. 3 dosis orales.
-Cólera. 2 dosis orales.
Ya se sabe que en éstas cosas el médico es el que tiene la primera y la última palabra.

Todo lo que me han aplicado en sanidad exterior lo cubre la seguridad social.

Hay que acudir a sanidad internacional cómo mínimo 2 meses antes del viaje.

Además de las vacunas es importante tener mucho cuidado con lo que se bebe y se come, sobre todo en países subdesarrollados, dónde no se debe beber agua del grifo, comer verduras crudas o frutas sin pelar, tomar bebidas con hielo...

También hay que tener cuidado dónde bañarse e informarse sobre ríos contaminados.

En cuanto a la dichosa malaria no hay vacuna, hay una profilaxis para prevenir pero no es efectiva al 100%. Me han recetado una caja de malarone para utilizar como tratamiento de choque en caso de contraerla. Según mi doctora al ser varios meses de viaje no es recomendable tomarlo de otra la forma ya que tiene bastantes efectos secundarios. Fundamental es la PREVENCION, usar un buen repelente de mosquitos, mosquitera, ropa de colores claros, mangas largas y tomar vitaminas B1, B6 y B12.

Es bastante probable que haya medicamentos que no encuentre por aquella zona así que he preparado un botiquín.

La mosquitera después de pensarlo bastante no voy a llevar, veo que en los guest houses suele haber y si no... siempre puedo comprarla allí.

Me voy a preparar un saco hecho con dos sábanas, cosidas entre sí... para cuando las condiciones de ciertas camas sean demasiado antihigiénicas...

El jet-lag también es bastante molesto, se pueden evitar los efectos con algunos truquillos que he visto por internet:
   - Dormir bien antes de empezar su viaje.
   - Evita las bebidas alcohólicas y la cafeína
   - Beber mucho agua
   - Intentar dormir durante el viaje
   - Comer muchas veces y poca cantidad. Si puede llevar fruta y/o verduras frescas, tomar estos en vez de la comida que le sirvan en el avión
   - Llevar ropa cómoda. Evita las prendas que aprietan demasiado
   - Intentar pasear por el avión.
   - Usar gafas de sol, así engañaremos a nuestro reloj interno
   - Si va a viajar del este hacia el oeste, intenta madrugar lo máximo posible durante las dos noches antes de su salida. Esto facilitará su adaptación al horario de su lugar de destino
   - Una vez en el avión, intentar dormir de acuerdo con el horario que le espera a su llegada
   - Llevar tapones para los oídos así como un antifaz para los ojos (algunas compañías aéreas los facilitan)
   - Utilizar una almohada para facilitar el descanso. En las farmacias se pueden comprar almohadas especiales que se adaptan al cuello durante los viajes y facilitan el descanso
 

Cómo adaptarse mejor a la nueva franja horaria:

El reloj corporal de un viajero que sufre de jetlag necesita tiempo (desde unos días hasta unas semanas dependiendo de la persona) para adaptarse al nuevo entorno y el nuevo horario. 

Aquí hay algunas ideas para facilitar esta adaptación:

   - Salir a la calle para que la luz del sol entre en su cuerpo y ayude a reprogramar su reloj corporal
   - Cuánto antes se adapte al nuevo horario mejor. Toma algo de café o té durante el día para mantenerse y luego acostarse a una hora temprana según la hora de su destino
   - Seguir una rutina a la hora de acostarse. Procura mantener esta rutina durante la estancia
   - Utilizar técnicas de relajación.


Pues ésto es todo!!! A CUIDARSE!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario